DIVORCIO

 

SI USTED SE CASÓ EN ALEMANIA Y REGISTRÓ SU MATRIMONIO EN EL CONSULADO, cuando se divorcia en Alemania debe realizar en el Perú el procedimiento legal que se llama “reconocimiento de sentencia de divorcio en el extranjero”. Este es un proceso ante un juez peruano que debe emitir una sentencia judicial que reconozca su divorcio ante la ley peruana. Hasta que el juez peruano no reconozca el divorcio, usted sigue casado/a.

 

Para ello, debe consultar con un abogado en el Perú para iniciar el proceso y conocer en detalle todos los documentos que debe enviar. Entre otros documentos, debe tener por lo menos la copia legalizada y traducida al castellano del divorcio alemán y un poder por escritura pública autorizando la representación judicial. El poder por escritura pública puede ser de uno o de los dos (ex) cónyuges, debiendo el abogado elaborar una minuta.  

 

Una vez que el Juez emite la sentencia y ésta no ha sido observada o cuestionada (“sentencia consentida”), el Poder Judicial peruano notifica al consulado por medio del Ministerio de Relaciones Exteriores para que se anote el divorcio en el acta de nacimiento original que está en la oficina consular (el procedimiento se llama “anotación marginal”). Recién entonces queda formalizado el divorcio en el Perú bajo la Ley peruana.

 

Se recuerda que si se casa de nuevo en Alemania o en cualquier otro país sin haber hecho reconocer el divorcio bajo la Ley peruana, usted puede ser acusado/a de bigamia.

 

SI USTED SE CASÓ EN ALEMANIA Y NO REGISTRÓ SU MATRIMONIO EN EL CONSULADO y ya se divorció en Alemania, el consulado NO puede registrar ni el matrimonio fenecido ni el divorcio, por lo que su documentación peruana figurará como soltero/a. Ello es un problema serio porque las autoridades alemanas le exigen el registro del matrimonio ante su consulado y que sus documentos estén todos correctos de acuerdo a ambas legislaciones. En este caso, el consulado no puede intervenir porque tiene que consultar con un abogado en el Perú para ver la posibilidad que el matrimonio fenecido y el divorcio se registren en el Perú por la vía judicial.